¡Dimisión ya!

¿Cómo puede mirarse al espejo cada mañana? ¿Tú podrías?

La otra economía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.