La catástrofe de Bankia: Entrampados hasta las orejas

¿Podíamos dejar caer a Bankia como propone Xavier Sala i Martin en su excelente artículo ? Ojala hubiéramos podido. Me temo que era ya demasiado tarde. Y no sólo por que las fusiones hayan creado una entidad sistémica, que también (¿y se puede saber por qué el gobierno sigue insistiendo, tras este fiasco, en tratar de fusionar para incrementar tamaño? ¿Es que no tenemos suficientes entidades sistémicas?) El problema es que en los últimos meses, nos hemos entrampado hasta las orejas con la deuda avalada para BFA y el resto del programa de la LTRO. En lo que sí tiene razón Xavier es en que ha llegado el momento de pedir ayuda al EFSF. El problema de la Banca debe ser resuelto por la UE, es demasiado grande para España.

En mi artículo sobre el miedo mismo, (aquí en versión NeG con figuras, aquí en versión El País para todos los públicos), decía que la financiación oficial neta del BCE /Eurosistema para la economía española (las famosas cuentas de Target 2) en el balance del Banco de España acumulada era de 175 mil millones a finales del 2011.  Pues bien, mirad ahora el balance del banco de España (situación a 30 de abril del 2012) y veréis que, tras un horroroso primer trimestre, esta cuenta está ahora a 302.840.530.163,04, es decir, más de 300mil millones, comparados con los 176 mil millones de finales del 2011.

¿Por qué este aumento en tres meses de 125000 millones? Es la LTRO, claro, las operaciones de financiación del BCE, que reemplazan a los préstamos extranjeros a la banca española. No supone en su mayor parte, como ya discutimos, una financiación neta del déficit por cuenta corriente (es muchas veces superior), sino prácticamente entera una salida de capitales al extranjero.

A Xavier Sala i Martín le gustaría que dejáramos caer a Bankia y a nosotros también, si fuera posible. Dejar caer a las institucione insolventes es lo ideal, y lo hemos dicho también en NeG y en todas partes, desde el principio (Vicente Cuñat y yo por ejemplo “cerrar las insolventes y fusionar el resto”, en Otoño del 2009). La razón por la que no lo decimos más (bueno, no lo dice Tano que yo como sabéis he dejado de escribir, en lo posible, del sector financiero, pero hoy no lo puedo evitar)  es sencilla: la estatalización de las deudas ya se ha producido,debido precisamente a esa explosión de ayuda del BCE, y dejarlo caer no supondría ningún ahorro.

Os lo cuento de forma sencilla, aunque os bailarán las cifras: Bankia BFA tiene  unos activos totales (valor de libros, cuidado) de 325 mil millones. La idea de dejarla caer es cerrarla, vender estos activos, pagar a los depositantes y el resto, cada palo que aguante su vela. El problema es que “el resto” incluye al Estado, que pierde el dinero si o si. En otras palabras, la financiación ya se había comprometido.  ¿Por qué? El programa de avales, mayormente (ver la entrada de Tano al respecto).

Veámoslo. 173 mil millones están financiados con depósitos. Creo que estaréis de acuerdo (Xavier lo está) en que a los depositantes hay que devolverles el dinero. Pues bien, la ayuda dada hasta ahora de acuerdo con la contabilidad de otro Xavier, Vidal Foch, son avales del estado por 28.500 millones, créditos del BCE (garantizados por el Banco de España) por 40.000 millones (15.000 en diciembre y 25.000 en febrero), si lo de la LTRO de arriba.  Y están las preferentes 4465 millones, del FROB I. O sea, que el Estado y el FGD garantiza 173 mil millones más 28 mil+40 mil +4.4 casi 250 mil millones del balance de BFA.

Para que Xavier S. tenga razón, debes creer que una vez liquidada, los 350,000 millones de activos de Bankia valen más de 250,000 millones. Yo me temo que no es así. Estamos metidos, ya, hasta  las orejas.

Nuestros socios, que se ha hartado de escuchar explicaciones sobre el sistema financiero más sólido del mundo, están hartos de improvisaciones y sorpresas. El artículo de Claudi Pérez desde Bruselas hoy da una buena idea del ambiente:

“Suceden cosas a gran velocidad en España y hay una incertidumbre elevada”, señaló una fuente comunitaria. El Eurogrupo pretende que Guindos cuente “qué planea para hacer más transparentes los balances de los bancos y para asegurar una correcta valoración de los activos”. Fuentes de la Comisión aseguraron que España “debe reconocer que tiene graves problemas y que tiene un plan perfectamente definido para afrontarlo, en lugar de seguir con un goteo de medidas”. El BCE ha expresado la misma crítica en las últimas horas..

Estamos ante el momento clave de la gestión de la crisis. SI el Consejo de Ministros de hoy saca un plan razonable, medido, cuyas consecuencias se entienden, a lo mejor tiene tiempo. Si se trata de una nueva huida hacia adelante, con provisiones que crearán agujeros que no se sabe cómo se rellenarán, la desconfianza irá en aumento.

Y para mí, y aquí coincido completamente con Xavier, no hay plan de salida creíble sin participación europea. España, al contrario que Irlanda en su momento, no está en una situación presupuestaria que la permita el esfuerzo del que estamos hablando. Tenemos que conseguir, como propusimos aqui hace 2 años (el día que el Banco de España declaraba concluida la reestructuración del sistema financiero español) usar el EFSF para rescatar a los bancos, y no al Estado.

Nuestra posición negociadora no es mala: también el BCE está metido hasta las orejas . Y, mientras en el caso de Irlanda tuvo una salida fácil, que fue obligar a Irlanda al rescate a base de negarse a dar más dinero, aqui esa salida no es creíble, simplemente porque España es mucho más grande y está mucho más endeudad

Nada es Gratis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.