La Cumbre (3) ¿Qué debe suceder en la cumbre para que ésta sea un éxito?

En las últimas 24 horas empieza a delinearse el contorno de lo que puede ser el acuerdo de esta importantísima cumbre. Para Monti, la cumbre es cuestión de vida o muerte política. Si no trae nada de ella, simplemente va a tener que dimitir, habrá elecciones en Italia y podemos tener “Berlusconi Parte III: Más populista que nunca.” Esto da un fuerte incentivo a Alemania para hacer concesiones: mucho mejor ahora con Monti, que luego con lo que venga.

¿Qué concesiones?

  1. Una cosa parece casi segura: se darán pasos significativos hacia una unión bancaria, pero sin fondo de garantía de depósitos común (algo que me parece crucial para parar la crisis desde octubre del 2007).  Lo más probable, que sería un buen comienzo, sería que el BCE adquiriera facultados para supervisar a los más importantes bancos de la unión. Esto dará una ventaja enorme para los bancos sistémicos si sucede de esta manera, y veremos al Santander y el BBVA y los otros “sistémicos” adquirir una enorme ventaja competitiva.
  2. España parece creer que tenemos un acuerdo para que permitan inyectar dinero directamente del ESM en los bancos. Esto sería una noticia excelente porque sería un paso importante para romper el nudo diabólico entre solvencia del soberano y del sector financiero y si sucede le daremos nuestra más sincera enhorabuena al Presidente Rajoy. Sería una enorme concesión de Merkel, e iría mucho más allá que el comunicado que sacó ayer el eurogrupo
  3. Es necesario limitar la senority del préstamo del ESM, que está preocupando mucho a los inversores extranjeros. Es muy posible que se encuentre una forma de conseguirlo pero de nuevo debe ser una promesa creíble. Como nuestro país, los países de la unión han perdido su capacidad de hacer promesas en este sentido, tras hacer la quiebra “voluntaria” de Grecia tras prometer que nunca se haría. Usar el EFSF o cambiar los tratados sería útil, hacer una declaración solemne, no.
  4. Para Italia es crucial que el ESM adquiera una licencia bancaria y que pueda acceder a la ventana de descuento del ESM;  y que pueda comprar deuda pública italiana (y española).  Si no hay una acción rápida para bajar el coste de la deuda italiana y española, la crisis entrará en su fase terminal.

Esta cumbre tiene que tener acciones sustanciales a corto plazo. Crucemos los dedos.

Nada es Gratis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.