La red social funciona, pero está al límite: los hogares protegidos ya son mayoría, de Floren Felgueroso y Luis Garicano

Es sabido que los hogares en las que todos sus miembros están desempleados suben de forma imparable: este número aumentó cerca de un 10% en un trimestre y casi un 25% en un año. Ya alcanza los 1.7 millones. Sin embargo, como mostramos a continuación, la proporción de hogares que no tienen acceso a empleo o a subsidios es constante a lo largo de la crisis, y no ha aumentado a pesar de la enorme subida del paro. La red de seguridad parece funcionar a pesar de la presión gigante. Eso sí, con un pero: los hogares que perciben prestaciones, subsidios o pensiones han superado, en más de 400.000, a los que no lo perciben.

Desde el inicio de la crisis, el porcentaje de hogares sin empleados (es decir, sumando los que tienen a todos sus miembros desempleados o inactivos) ha aumentado unos 8 puntos porcentuales, situándose ya en cerca del 36% del total de hogares.

Esto a pesar de que, según la EPA, desde el primer trimestre de 2009, el número total de hogares ha seguido creciendo, pero a ritmo muy inferiores al período pre-crisis: 424 mil en tres años, por 1,38 millones en los tres años anteriores, muy probablemente por los efectos de la crisis sobre la inmigración, la emancipación de los jóvenes y los matrimonios.

Sin embargo, la red social funciona. A medida que caen los hogares con empleo y sin prestación subsidio o pensión, hay un aumento paralelo de los hogares sin empleados pero con prestación subsidio o pensión. El número clave para nuestra sociedad es la línea roja del gráfico más abajo, que muestra una sorprendente estabilidad a pesar de la enorme presión del desempleo creciente.

 

Finalmente, el riesgo. Como se puede ver en el Gráfico 3, el número de hogares en los que al menos algún miembro percibe algún tipo de prestación, subsidio o pensión (en adelante, p.s.p) ya supera nítidamente los hogares sin perceptores. En este último trimestre, la diferencia se situó en unos 450 mil hogares.

Finalmente, el Cuadro 1, presenta los datos por CCAA para el primer trimestre de 2012. El orden es el mismo en todas las CCAA, apareciendo en segundo lugar el número de hogares sin empleados que perciben p.s.p.  Por el lado negativo, aparecen dos CCAA, Asturias y Extremadura, para las que el número de hogares sin empleados pero con perceptores de p.s.p ya es superior al del número de hogares con algún empleado y sin perceptores.

 

 

La red funciona, pero está estirada al límite.

Nada es Gratis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.