¿Cuándo será rescatada España?

El hundimiento de España

En las últimas semanas, hemos visto como se producía una importante subida en la prima de riesgo debido a la gran salida de los capitales desde España hacia lugares más seguros como Francia o Alemania. Este brutal movimiento de capitales hace que nos preguntemos si de verdad necesitamos un rescate y en caso de necesitarlo cuándo se producirá.

¿Cuál es el problema?

Según los datos del tesoro, la vida media de nuestra deuda pública es algo superior a 6 años. Emitir nueva deuda pública a un plazo similar, en este caso lo más parecido son bonos a 5 años, tiene un coste de un 6,095%. Si tenemos en cuenta que el coste medio del total de la deuda se sitúa en un 4, 07%, lo que supone casi un 2% menos del costes de emisión, renovar los 73.000M€  de deuda que vencen en el 2012 supondrá 1.500M€ extra de gasto financiero anual.

A esta factura habría que sumarle los costes financieros de la emisión de nueva deuda pública para llevar a cabo la enésima reforma financiera. Según la mayoría de los analistas, esta reforma supondría emitir unos 50.000M€ de deuda pública, lo que incrementaría los gastos financieros en otros 3.000 millones anuales.

El monto total, entre la subida de los costes financieros y la reforma financiera, ascendería a 4.500M€, lo que supone el 2,7% de los ingresos presupuestados para el año 2012.

Otro problema adicional es que los vencimientos de deuda pública en 2013 son de 90.000M€, lo que sumaría otros 1.800M€ extras anuales de gasto financiero por el incremento de los costes de emisión anteriormente mencionados.

Todos estos cálculos se han realizado bajo el supuesto de que las condiciones del mercado de deuda se mantienen estables, algo que a día de hoy no parece probable viendo las brutales salidas de capitales que estamos sufriendo.

Una posible solución al problema sería acortar los plazos para reducir el tipo de interés pagado, lo que podría ahorrarnos unos 1.500M€ si no contamos los vencimientos de 2013. El problema es que si el tesoro comienza a emitir deuda a tan corto plazo, solo en 2012 habremos generado unos vencimientos de 188.000M€ para el año 2014, lo que nos garantizaría una fecha de default para el Reino de España.

Los vencimientos de deuda de las grandes empresas terminan por complicar el panorama. Dado que las grandes empresas españolas han visto como las agencias de calificación han rebajado su rating, en algún caso hasta la categoría de bono basura, la renovación de sus vencimientos va a ser una misión prácticamente imposible, como en el caso de la banca. Las entidades financieras, excluyendo a BBVA y Santander, que no hayan tenido que ser rescatadas probablemente se verán obligadas a recurrir al aval del estado para refinanciar sus vencimientos, lo que aumentará nuevamente los costes financieros de la deuda pública.

Si de algo estamos seguros, salvo que se produzca alguno de los famosos shocks que Milton Friedman promulgaba, es que a día de hoy España no tiene capacidad de financiarse sola. Esto implica que o bien se produce una restructuración dela deuda pública o bien tenemos que acudir al fondo de rescate europeo. Respecto al cuándo, es algo más subjetivo que dependerá del estado de ánimo tanto de nuestros dirigentes como de los gobernantes europeos.

Enlaces de interés:

Cotización de la deuda española

Blog de economía – El escáner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.