¿Por qué cae el beneficio de la banca española?

Banco de España con un filtro artístico y logotipos de BBVA y Santander

La actual crisis está afectando fundamentalmente al sector financiero, en que estamos viviendo un proceso de concentración y consolidación en un intento de adaptarse a las nuevas condiciones de mercado.

Para comprender el hundimiento de este sector, hay que conocer las razones por las que el beneficio está cayendo en la mayoría de las entidades financieras. Los bancos y cajas obtienen sus ingresos por dos vías, el margen financiero y las comisiones. El margen financiero lo generan por la diferencia entre el interés al que obtienen el dinero y al que lo prestan.

La guerra del pasivo, ahora a través de los pagarés, y el incremento en la prima de riesgo de los bancos españoles hace que sus costes financieros se hayan disparado hasta niveles insostenibles.

Por el lado de los ingresos financieros, existen dos puntos importantes el total de los créditos concedidos, que denominaremos stock, y la nueva producción.

El stock de créditos tiene prefijado el tipo de interés a pagar, que no es posible modificar durante la vida de los préstamos, lo que impide incrementar los ingresos por esta parte –hay que tener en cuenta que la mayoría de los préstamos del stock fueron concedidos en los años de bonanza donde se fijaban diferenciales muy bajos,  Euribor + [0,35%-0,75%]-. En muchos casos se da la paradoja de que los ingresos por los préstamos son muy inferiores a los costes de financiación que en el caso de algunos bancos ha llegado a Euribor + 3,5%.

La nueva producción tiene la ventaja de que permite aumentar el tipo de interés cobrado y mejorar el margen global, pero la continua caída en la venta de viviendas hace que la nueva producción sea insuficiente para compensar de forma alguna el bajo diferencial del stock.

La otra vía de ingresos para los bancos son las comisiones, que son las que prácticamente sustentan el 100% de los beneficios a día de hoy. Estas comisiones se clasifican en dos, las comisiones de servicio y las comisiones que se obtienen por el rebate al vender un producto de un tercero, como fondos de inversión o seguros.

El principal problema de las comisiones de servicio es el excesivo número de competidores. Cobrar por un servicio que la competencia ofrece gratuitamente, nos lleva a perder cuota de mercado y a reducir aun más los ingresos.

Las comisiones por los rebates de productos de terceros están también cayendo, ya que la mayoría de estos productos sobre todo los seguros, se contrataban al firmar una hipoteca o préstamo. El cierre del grifo del crédito ha hecho que también se vean reducidos los ingresos por esta vía.

La morosidad es el último de los factores que afecta a la ecuación del beneficio bancario, el incremento de los impagos obliga a aumentar las provisiones que se restan del beneficio. En aquellas entidades que controlaron peor su riesgo abriendo el grifo del crédito sin ninguna prudencia están viendo afectado ahora su beneficio.

Ante este panorama, el sector sólo tiene una alternativa, reducir su tamaño y expulsar competidores mediante un proceso de concentración. La baja rentabilidad unida a las cada vez más exigentes regulaciones del capital mínimo por parte de los bancos impide a los más débiles resistir esta tormenta.

 

Blog de economía – El escáner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.