Entendiendo a los austriacos

El pasado Domingo fue noticia el salto al vacío del austriaco Felix Baumgartner que se lanzó desde 39.068 metros de altura para superar la velocidad del vacío y acabar aterrizando casi como un pajarito. El evento estuvo patrocinado por Red Bull, una compañía austriaca que se ha convertido en la abanderada de los deportes extremos (Red Bull Air Race, Red Bull X-Fighters y Red Bull Skateboard) además de la F1, fútbol…. Como veis tenemos todo una escuela austriaca de actividades de riesgo.

En lo económico tenemos otra escuela austriaca, también con cierto riesgo, que creo influye más en nuestras vidas que las carreras de Vettel o los saltos de Baumgartner, es una escuela de pensamiento que hace hincapié en la importancia de los libres mercados, la propiedad privada y la ausencia de intervención del gobierno. Entre los economistas más destacados dentro de esta corriente se encuentran Carl Menger, Ludwig Van Mises y Freidrich Hayek. Entre sus seguidores, es España, podemos destacar al instituto Juan de Mariana.

Vamos a intentar conocerlos un poco más.

Principales creencias de la escuela económica austriaca

  1. Economía del Laissez Faire ( «dejad hacer, dejad pasar»). Los defensores de la Escuela Austriaca de Economía creen en los libres mercados y en la eliminación de la intervención del gobierno en los mismos. Argumentan que la intervención del gobierno suele generar más problemas de los que resuelve.
  2. Las recesiones provocadas por los ciclos crediticios. Afirman que los Bancos Centrales incentivan un crecimiento excesivo de los créditos al mantener los tipos de interés demasiado bajos durante demasiado tiempo. Algunos manifiestan que la crisis crediticia de 2008 es un buen ejemplo de la teoría austriaca en la vida real. Ludwig Van Mises también predijo la depresión de 1929.
  3. Los austriacos critican la política fiscal keynesiana. Consideran que la intervención del gobierno para estimular la demanda únicamente conduce al desperdicio de los recursos, a una mayor ineficiencia y a la acumulación de problemas.
  4. Son partidarios del patrón oro. Los economistas austriacos critican el uso de dinero fiduciario que permite a los gobiernos devaluar los tipos de cambio y destruir el ahorro mediante la creación de inflación. El patrón oro implica que solo se puede crear dinero si este se puede convertir en oro.
  5. Crítica a los Bancos Centrales. Los economistas austriacos critican a los Bancos Centrales y a su capacidad para crear inflación imprimiendo dinero y el sistema de reserva fraccionario.
  6. Rechazo a los modelos estadísticos econométricos. Los economistas austriacos destacan la importancia de la deducción lógica de la conducta humana y que se evite utilizar la estadística y los modelos empíricos. Esto les separa de escuelas relacionadas como la de Chicago y es una razón por la que no se encuentran entre las corrientes económicas dominantes.
  7. El apoyo a la libertad civil de los libres mercados y el control de la oferta de dinero son esenciales para promover la libertad civil y el progreso social.

Algunas críticas a la escuela austriaca de economía

Si bien es cierto, que jamás se ha podido probar una economía realmente liberal (lamentablemente los gobiernos cada vez quiere más) estos son algunas críticas que generalmente se suelen hacer a la escuela austriaca.

  1. La creencia en la eficiencia de los mercados puede quedar rebatida en muchos ejemplos de disfunciones del mercado. P.ej. crecimiento de las hipotecas basura y los complejos productos financieros que condujeron a la crisis de 2008
  2. Regímenes de elevada fiscalidad y elevado gasto no necesariamente afectan a las libertades sociales. P.ej. muchas economías del Norte de Europa tienen una elevada imposición fiscal y gasto público. Sin embargo, los ciudadanos obtienen un estado de bienestar, educación y sanidad completos.
  3. Controlar la oferta de dinero es mucho más difícil en la práctica de lo que la teoría sugiere.
  4. El patrón oro puede dar lugar a graves problemas económicos como la deflación y una elevada tasa de desempleo, al igual que la experimentada el Reino Unido en los años 20 del siglo XX.
  5. Los keynesianos critican que las economías vayan a recuperarse sin la intervención del gobierno. Dejarlo a las fuerzas del mercado puede implicar que se tarde mucho tiempo en que la economía vuelva a estar en plenas facultades. Sus recomendaciones en política para la Gran Depresión se consideran “nihilistas” porque propugnaban la no intervención del gobierno. También se les ha criticado por dar forma a sus ideas políticas a través de la política económica.

No quiero enrollarme más ya que entraríamos en el eterno debate sobre intervención o liberalismo, creo que conviene conocer todas las tendencias económicas y ser críticos con ellas, evitando de esta manera estar vendido hacia una corriente ideológica que con el tiempo nos acuse más nuestros prejuicios.

Y para terminar un poco de humor gráfico, que en cierta manera representa la situación actual ¿Con quién preferirías estar en una isla desierta? ¿Con un keynesiano o con un liberal?

The post Entendiendo a los austriacos appeared first on Euribor.

Euribor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies