Invertir en bolsa para principiantes

Bolsa de Frankfurt en azul y con un gráfico alcista

Cuando charlo con amigos, conocidos o simples principiantes que les gusta invertir en bolsa, siempre me gusta hacerles una pregunta: ¿qué criterio utilizas para invertir en bolsa?

La respuesta, en la que suelen coincidir un 90%, es que compran empresas solventes y conocidas, “así me garantizo que no voy a perder mi dinero”. Algunas veces alguien incluye un comentario como, “¡ah!, y que repartan un buen dividendo”.

En cuanto entramos en conversación, rápidamente percibo que el concepto de solvencia no es tal y se limita a las emociones que les produce dicha empresa. Por norma general, poca gente conoce las cifras más básicas de la compañía en la que está invirtiendo con excepción del valor de cotización, que siempre se suelen saber de memoria. Todo esto me hace pensar que puede existir una masa importante de inversores minoristas que no tienen criterios razonables de inversión, razón por la cual escribo este post.

Cinco puntos que en mi opinión, como mínimo, cualquier principiante que quiera invertir en bolsa debería de conocer–Aunque esta metodología evitará grandes sustos, el lector no debe de limitarse a verificar únicamente estas cinco variables, convendría además que conociera el resto de datos relativos a sus finanzas-:

Evolución del beneficio neto

Deberemos de abstenernos de comprar empresas que no tenga un historial de beneficios y/o creciente, para mi gusto también me abstendría de OPV y OPS y empresas que no lleven cotizando un tiempo razonable -ya que nos será mas difícil obtener ciertos datos de ella-.

Por tanto, necesitamos que la empresa que estamos analizando tenga al menos 5 años, preferentemente 10, de historial de beneficio y ver que no sufre grandes vaivenes y que el beneficio tiene una tendencia creciente.

Evolución del ROE

El ROE, o return on equity, es el beneficio neto de la empresa entre el capital de la empresa, se expresa como porcentaje. Este ratio refleja cuanto beneficio es capaz de generar la empresa por cada euro que se le presta en forma de capital.

Por capital utilizado me refiero a recursos propios no a la capitalización de la empresa, aquí se explicó la diferencia entre capitalización y recursos propios.

Debemos ver cual es el roe de la empresa de los últimos 5 a 10 años y ver si dicha cifra se sitúa por encima del 15% de forma consistente.

Evolución del endeudamiento

Observamos el porcentaje de endeudamiento de la empresa, es decir la suma de la deuda a corto y a medio plazo entre el pasivo total.

Deberemos de observar como a evolucionado este ratio frente a los beneficios, ya que podríamos observar que el crecimiento en el beneficio sea debido a un mayor apalancamiento y no a una mejora en la eficiencia de la empresa, como podemos observar en el siguiente ejemplo:

Beneficio 95 Mill. € 102 Mill. € 120 Mill. € 130 Mill. € 150 Mill. €
Endeudamiento 20% 22% 35% 45% 65%

También deberemos de tener en cuenta el endeudamiento de esta empresa respecto al resto del sector, por si sus resultados proviniesen de un mayor apalancamiento.

Por supuesto, que a menor apalancamiento mejor para la empresa, ya que es no tiene el riesgo de refinanciación y puede permitirse incrementar sus beneficios futuros aumentando el endeudamiento.

Evolución del flujo de caja operativo

El flujo de caja operativo es el dinero que entra real en la empresa por la actividad principal a la que se dedica la empresa, donde no se descuentan amortizaciones ni provisiones, por así decirlo el dinero real.

Este factor es el más importante dado que, es el más difícil de maquillar y las empresas casi siempre mueren por no generar caja suficiente en sus negocios operativos.

Al igual que en los casos anteriores deberemos de observar como se ha comportado este ratio en los últimos 10 años.

Antecedentes penales, juicios pendientes y actitudes poco éticas de la cúpula directiva

Ante la pregunta de, ¿prestaría usted dinero a una empresa dirigida por alguien que está o ha estado imputado por algún delito?, la mayoría de los inversores respondería con un rotundo, ¡no!

Pero la realidad es bien distinta, como ejemplos tenemos, Nueva Rumasa con José María Ruiz-Mateos y Banco de Santander con Alfredo Saez -quién ha sido imputado y condenado, aunque posteriormente fue absuelto por el presidente del gobierno-.

Alguien podría decir, “fueron encarcelados por venganzas políticas o hecho ocurridos hace mucho tiempo”. Mi respuesta: Es igual, hay miles de empresas en las que invertir, no podemos jugárnosla con delincuentes o presuntos delincuentes1, el dinero es sagrado y como tal hay que respetarlo.

Otro factor a tener en cuenta es las actitudes poco éticas de los responsable, como ejemplo podemos ilustrarlo con Javier Tallada expresidente de Avanzit quién vendió a crédito acciones de la propia empresa que presidía.

Conclusión

Las empresas que superen estos cinco factores serán compañías con un beneficio creciente que no proviene de un mayor endeudamiento, con un buen margen y cuyo negocio tiene un flujo de caja acorde en línea con los beneficios. También nos evitaremos que nuestro dinero caiga en manos de caiga en manos poco honestas.

1 Siempre respeto la presunción de inocencia, pero cuando de invertir los ahorros se trata este principio tenemos que obviarlo.

 

Blog de economía – El escáner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.