Un Balance 2012

Pasadas las elecciones catalanas, podemos recordar que la semana pasada se cumplió 1 año de la victoria electoral del PP. Viendo los resultados, sería tan absurdo hacer un balance positivo como lo sería hacerlo de la última legislatura de ZP porque todos los principales datos económicos han empeorado. No obstante, estoy a favor de pensar que necesitan más tiempo no sólo porque de alguna manera es cierto –apenas han pasado 10 meses desde que gobiernan- también porque teniendo mayoría absoluta -lo que les garantiza casi seguro 3 años más-, más nos vale a todos –votemos a quien votemos- que sea así y nos saquen de la crisis en esta legislatura. Pero más allá de la política y la macroeconomía, a veces las cosas que le pasan a uno son un buen ejemplo de lo que le ocurre a mucha gente en el país. Intentando hacer un balance del año en curso se me ha ocurrido que seguro hay muchas anécdotas particulares que sirven para ejemplificar la evolución macroeconómica del país. Voy a poner un par de ejemplos propios y espero hoy los foreros cuenten alguno suyo.

Como comenté hace unos meses este año me atreví a meterme en un par de negocios como inversor, pensando en obtener rentabilidad pero sobre todo para ayudar a dos amigos, a uno a montar un negocio y al otro para que no cerrara el suyo. Del primero ya me he salido con las mínimas pérdidas porque en poco tiempo ambos comprendimos que no funcionaba y una vez pasado el verano echó el cierre convirtiéndose en uno de los16000 bares que han cerrado el último año. Sin embargo, en el segundo, que es una agencia de viajes que organiza “tours”, me he ido implicando cada vez más lo que me ha llevado a conocer más de cerca algo de eso que denominamos de forma genérica “turismo”, ese sector que, contra viento y marea, sigue aportando a la economía española a pesar de la gravedad de la crisis y del que yo estoy convencido que en este país y en esta época, es el mejor sitio de la economía real donde invertir (y mejor enfocado al turista extranjero por si acabamos saliendo del Euro). Creo que esta pequeña anécdota personal mía sirve para resumir de algún modo lo negativo y lo positivo de la situación de las pymes de nuestro país: cierran muchas (por las deudas y el bajo consumo) y sólo unas pocas consiguen sobrevivir y suele ser gracias al sector exterior (turismo y exportaciones) y no es posible de momento crear empleo estable.

En el tema impuestos también algo que me ha ocurrido a mi creo es extrapolable a España. En 2013 mi principal fuente de ingresos –plusvalías por operaciones especulativas con duración inferior a 12 meses- pasará a gravarse de un 27% actual para beneficios que superan los 24.000 € a un tipo basado en mis ingresos totales que si están entre 33.000 y 53.407 será del 40% y del 47% si sobrepasa 120.000 subiendo hasta un 52% (que en realidad es 57% por residir en Cataluña) si consigo más de 300 mil €. Independientemente de la justicia o no de este cambio fiscal y de lo que finalmente gane se me ha hecho evidente la necesidad de intentar conseguir en 2012 parte de mi presupuesto para 2013 ya que todo lo que gane este año me resulta mucho más rentable. Por ejemplo, por 40 mil € de beneficio en 2012 pagaré 10.800 de impuestos mientras que en 2013 serán 16.000, pero si además del beneficio por el trading le sumo otros ingresos que tengo me subirá la base imponible del IRPF y por tanto lo que debo pagar. Incluso unas vacaciones –las únicas de 2012- que tenía planeadas para noviembre las he aplazado. Pues bien, algo parecido han calculado los que se van a encontrar en 2013 con un IVA más alto (del 4 al 10%, 6 mil € más por cada 100 mil €) para la compra de vivienda nueva y el fin de la deducción por compra (1356€ al año durante la vida de la hipoteca) y han optado por invertir en 2012 (ya van 2 meses de subidas en la compraventa de viviendas, esperemos no se equivoquen como hace 3 años con los mismos argumentos). Ellos han gastado más en 2012 pensando en gastar menos en 2013 al igual que yo he producido en 2012 comisiones que seguramente no produzca en 2013 lo que podría ser un reflejo de menor actividad económica y empeoramiento de los ingresos fiscales en 2013 por y a pesar de las subidas de impuestos.

Y yéndonos a un aspecto más general, en estos dos gráficos podemos ver cómo en 2008 la crisis hizo caer el PIB y la inflación en Europa mientras que en 2012 ha caído el PIB –afortunadamente mucho menos- pero la inflación se ha mantenido por encima del 2%, que es el objetivo de BCE. Macroeconómicamente estamos mejor que en 2008, al menos a la espera de que esta tendencia iniciada este año no se prolongue en 2013, pero para el ciudadano medio, y especialmente al más pobre, la sensación puede ser mucho peor ya que se reduce la actividad económica pero el precio de lo que consume –aunque sea por culpa de los impuestos- se encarece por lo que su capacidad adquisitiva es mucho menor, algo especialmente preocupante si es una familia agobiada por las deudas. En España esto mismo es mucho peor ya que acabaremos 2012 en torno a un -1.5% del PIB y un IPC en el +3.5% y con una tasa de paro escandalosa.

La entrada Un Balance 2012 aparece primero en Euribor.

Euribor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.