El oro de inversión se mantiene como un valor seguro

El oro de inversión sigue siendo uno de los valores más seguros de la economía mundial, por no decir el que más. Muchos son los motivos que animan a inversores de todo tipo a comprar lingotes de oro, y sus resultados positivos siempre les dan la razón.

La principal razón para apostar por el oro de inversión es que su tendencia es alcista. No se contempla otro escenario que el de la revalorización continua de los lingotes de oro, pues las reservas existentes son finitas y, al ritmo de extracción actual (unas 2.900 toneladas al año), las reservas mundiales podrían agotarse en varias décadas, según algunas fuentes. A mayor escasez, mayor valor del material, como es lógico.

Por otra parte, a esta escasez contribuirá la cada vez mayor demanda de oro de inversión por parte de ciudadanos de los países emergentes, como China o la India, donde este metal es muy apreciado.

Además, el oro de inversión se trata de un activo líquido y tangible, es decir, se puede canjear por dinero con disponibilidad inmediata. Es por ello que muchas familias prefieren conservar parte de sus ahorros en lingotes de oro, pues saben que les va a dar una gran rentabilidad desde el momento de su compra hasta el momento del cambio en moneda. Es lo que se conoce como un valor refugio, y más ahora en la situación de crisis económica.

Otra de las ventajas de comprar lingotes de oro es que están exentos de IVA, según  recoge el Régimen Especial del Oro de Inversión. Una medida que convierte a este preciado metal en un activo más asequible para todas las economías.

Es por ello que las empresas que venden oro se han adaptado a los tiempos modernos y han ampliado su oferta de muy diversas formas: por ejemplo, inaugurando máquinas expendedoras de lingotes de oro, situadas en hoteles de lujo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.