Lecciones de inversión sacadas de una empresa tecnológica

Hoy vamos a hablar de una empresa de moda, que fue fundada por dos pioneros en un garaje en Silicon Valley. Con fuertes vínculos con la Universidad de Stanford, crearon una empresa desde cero, cuya innovadora tecnología de punta hizo que fuese conocida en todo el mundo. Prácticamente todo el mundo en la universidad tiene alguno de sus productos ya que ha acercado la tecnología a los hogares, quizás por eso año tras año se convierte en la empresa más deseada para trabajar por los universitarios.

Casi todos sus lanzamientos en los últimos años han sido un éxito rotundo. Aunque los inversores que compran acciones de la compañía han hecho una fortuna en los últimos 20 años, los analistas de Wall Street siguen diciendo las acciones están infravaloradas y esta empresa sólo puede crecer.

Veamos un gráfico de su cotización bursátil.

 

Seguro que estás pensando en Apple y es normal, lo que pasa es que se me olvidó comentar que el condensador de fluzo de tu PC te ha llevado al año 1999 y me estoy refiriendo a HP, esa que en su día nos inundó las clases con sus fantásticas calculadoras e impresoras, por no hablar de sus PCs tras la compra de Compaq. Era la empresa de moda y 13 años después su capitalización bursátil es  inferior al 5 por ciento de Apple. Los accionistas de HP han perdido el 87 por ciento de su inversión desde el cambio de siglo, y los analistas (aquellos que recomendaban comprar) la han dado definitivamente la espalda, así es luce ahora su gráfica.

¿Y a qué quiero llegar con todo esto?

Simplemente ilustrar lo caprichoso e incierto que es el futuro, especialmente en sectores como el tecnológico. Cuanto más rápido se mueve un sector más caros se pagan los errores y más necesario es afinar en cada decisión. De alguna manera me recuerda a un partido de golf, un error de milímetros en el golpe de salida puede suponer una desviación de varios metros en la llegada, con el añadido de que la partida requiere de varios golpes maestros cada año.

Con esto no quiero desaconsejar la compra de acciones de Apple o de cualquier otra empresa en crecimiento, simplemente alerto de fenómenos similares ocurridos en el pasado y cómo los supuestos analistas no supieron verlo, por ejemplo el Lunes pasado un analista de Goldman Sachs recomendó la compra de acciones de Apple (que había bajado cerca de un 14% desde Septiembre) porque las veía “sobrevendidas”.

Volviendo al simil del golf ¿Qué diferencias veis entre invertir en acciones de Apple o apostar por que el mejor golfista del mundo va a ganar un campeonato?

 

The post Lecciones de inversión sacadas de una empresa tecnológica appeared first on Euribor.

Euribor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.